Culata y bloque motor

Lograr entender el motor de su vehículo es una gran ventaja en cualquier situación, sobre todo si es amante de salir de off road, es algo básico que debería adquirir todo el que tenga un coche. Sin embargo, no es algo imperativo, un buen punto de partida es comprender que no es una máquina de una sola pieza, son varios elementos que trabajan en conjunto.

La culata y el bloque son parte indispensable del motor, ya que son parte de la estructura sobre la cual se sostienen las demás piezas que lo componen. El bloque generalmente está hecho de fundición o aluminio, de esta manera se mejora considerablemente la refrigeración, además de que se hace menos pesado. Los cilindros y sus elementos, canales de circulación para el refrigerante, entre otros, van dentro de él.

El grosor de esos cilindros está determinado por la presión de trabajo a la que será sometida la máquina. Por ejemplo, si se habla de motores diésel, esas paredes son más gruesas por la presión que deberán soportar. La culata es la que va sobre el bloque y, a pesar de ser muy débil, también soporta grandes esfuerzos y altas temperaturas. Dentro de ella se ubican las válvulas, el árbol de levas y otros componentes.

Entre el bloque y la culata está la junta de culata, que es la que provee estanquidad y hermeticidad, para así evitar fugas por los canales de engrase.

Mantenimiento

Para todo vehículo el buen estado debe empezar por el motor. No obstante, el mantenimiento de los dos componentes antes mencionados es un trabajo duro por la cantidad de piezas que los conforman, si se acostumbra a hacerlo continuamente se hace más fácil. Siempre que se conserve en óptimas condiciones exigirán cuidados no tan seguidos.

Estas piezas suelen tener un coste exageradamente alto, algo comprensible porque se deben reemplazar también todos los componentes internos, los cuales son muchos y a esto se le suma la mano de obra.

Para la culata hay que asegurarse de que no tenga deformaciones, limpiar y lubricar sus partes y apretar sus tuercas. En cambio, el cuidado del bloque se trata solo de verificar la bancada y su sistema de refrigeración, además de revisar si existen fugas o grietas en los cilindros.

Para hacer reparaciones a este tipo de recambios es mejor acudir a un desguace, para que el coste sea menor de lo que sería en una casa comercial de repuestos nuevos. Visita motoresdesegundamano.es donde encontrará motores de cualquier modelo y todos los componentes que le conforman. Rellene el formulario y espere a que se comuniquen con usted. Realizan envío a cualquier parte del territorio español.